Preguntas frecuentes PDF Imprimir E-mail

¿Qué es la venta de Bonos Electrónicos?

Es un sistema que reemplaza la emisión de bonos en las agencias de aseguradoras de salud (Fonasa o Isapres), por la emisión de un bono directamente en las dependencias del prestador para que el beneficiario pueda acceder de forma inmediata y sin mayores trámites a una atención de salud. La orientación de este sistema de atención es para las prestaciones del tipo ambulatorio

¿De quién depende el sistema de venta de Bonos Electrónicos?

El sistema de venta de bonos electrónicos depende de la empresa I-MED, la cual brinda los servicios basados en plataformas digitales para el sector de la Salud en Chile.

¿Cómo funciona el sistema que brinda I-MED?

I-MED conecta en línea los puntos de atención de las aseguradoras de salud (Fonasa e Isapres) con los prestadores de atención de salud (Laboratorio Clínico Santa María, entre otros) y con las agencias financiadoras (tarjetas comerciales, tarjetas de bancos, cajas de compensación) a través de internet, donde se valoriza y autoriza el bono electrónico de salud para luego emitirlo e informar el copago que el beneficiario debe cubrir.

¿Cómo accedo a la venta de Bonos Electrónicos?

Primero, cada beneficiario debe enrolarse con un sencillo procedimiento de lectura y registro digital de la huella dactilar en un instrumento electrónico. Estos datos quedan almacenados en una base de datos de máxima seguridad de la empresa I-MED. Al momento de la atención, el beneficiario debe solicitar la venta de bono electrónico por vía de huella digital para que el sistema acceda a sus datos y pueda calcular el valor que le corresponde cancelar según su plan de salud. Finalmente se emite el bono que le permitirá obtener su atención de salud.

¿Dónde se enrola la Huella Digital?

Los beneficiarios, desde los 6 años de edad, deben enrolar su huella digital en la agencia de la aseguradora de salud al que estén afiliados (Fonasa o Isapres) o al momento de comprar su bono electrónico en Atención al Cliente del Laboratorio Clínico Santa María, u otros prestadores que tengan activo el beneficio.

¿Existen algunas restricciones para enrolar una Huella Digital?

Si la huella principal es poco clara o tiene características que hagan imposible su registro (cicatrices, manchas, sectores planos, etc.) se podrá registrar una huella alternativa (otro dedo). En algunos casos, las huellas de niños menores de 6 años de edad pueden NO ser leídas. En estos casos se requerirá de un acompañante al momento del enrolamiento.

¿Quién puede ser el acompañante de un beneficiario al que no se le pudo enrolar la Huella Digital?

Para beneficiarios de Fonasa, el acompañante debe ser una persona mayor de edad (18 años). No es requisito que sea familiar del beneficiario o que esté afiliado a Fonasa. El acompañante no queda enrolado, pudiendo el beneficiario presentar distintos acompañantes cada vez que necesite comprar un bono electrónico.
Para beneficiarios de Isapre, el acompañante debe ser una persona mayor de edad (18 años), beneficiario vigente de la Isapre e integrante del contrato de salud al que pertenece el beneficiario que no se pudo enrolar. *El acompañante queda enrolado, teniendo que presentarse cada vez que el beneficiario necesite comprar un bono electrónico. *Esta condición puede variar según la Isapre.

¿Dónde se puede cambiar el acompañante enrolado del beneficiario de Isapre?

Los beneficiarios de Isapres deben enrolar al nuevo acompañante en las agencias de su Isapre.

¿En qué casos el sistema no reconoce una Huella Digital enrolada?

El sistema no reconoce la huella digital enrolada, impidiendo la venta de bono electrónico en los siguientes casos:

1. Cuando existe un cambio en la condición de la huella digital enrolada inicialmente debido a un accidente.

2. Cuando la huella dactilar no cuenta con las suficientes irregularidades que permitan identificarla, generando un falso rechazo.

3. Cuando se presenta un acompañante que no es el enrolado inicialmente. (Isapres)

4. Cuando existe adulteración o suplantación de identidad.

Para resolver estas situaciones el beneficiario debe acercarse a su agencia de aseguradora de salud (Fonasa o Isapres). Cabe destacar que el falso rechazo no es lo mismo que adulteración o suplantación de identidad, porque efectivamente la persona es quién dice ser. En el caso contrario el sistema envía los antecedentes a Fonasa o a la Isapre correspondiente, para que ellos realicen una auditoria y resuelvan si se trata de un delito de suplantación.

¿Qué significa “se cayó el sistema I-MED”? y ¿Cómo se compran los Bonos cuando “se cae el sistema I-MED”?

Significa que la empresa I-MED falló en conectar por internet los puntos de atención de las aseguradoras de salud, con los prestadores de atención de salud y con las agencias financiadoras, impidiendo que la venta de bonos electrónicos se efectúe. La falla de conexión puede afectar a todos los actores participantes o solo a algunos de ellos. Por ejemplo, se puede interrumpir la conexión para venta de bonos electrónicos de Fonasa, y no para la venta de bonos de Isapres.

Ante eventuales fallas que presente el sistema I-MED en la emisión de bonos, los beneficiarios deben adquirirlos directamente en las agencias de Fonosa o en la Isapre correspondiente. Los beneficiarios de Isapres pueden cancelar el valor particular de la prestación para luego solicitar el reembolso en su agencia.

end faq


El Laboratorio Clínico Santa María agradece su comprensión y colaboración.
Bibliografía: www.i-med.cl

 
Ciris LtdaTriotec Ltda